Estación de Canfranc y Cueva de Güixas

Ruta por Huesca

Siguiendo nuestra ruta desde la localidad de Loarre, pusimos rumbo al Monasterio de San Juan de la Peña. Son unos 70 Km y teníamos previsto tardar como una hora.

De camino al Monasterio hicimos alguna parada previa. La visita la teníamos a las 12:00, aunque había que estar media hora antes, así que teníamos tiempo para emplear parte de la mañana para hacer alguna parada.

Mallos de Riglos:

La primera parada que hicimos, y es imprescindible, es tomar un pequeño desvío y ver los Mallos de Riglos desde abajo, el día anterior lo miramos desde el Mirador de los Buitres y ahora tocaba verlo desde otra perspectiva.

La entrada al pueblo es la misma que la salida, no tardas nada en verlo y vale la pena.

Después a lo largo del camino veras muchos lugares bonitos, nosotros según íbamos avanzando hicimos varias paradas antes de llegar al Monasterio de San Juan de la Peña.

Para toda la información sobre el Monasterio de San Juan de la Peña pinchando AQUÍ.

Pasarás por Santa Cruz de la Serós, subirás por la montaña y verás un mirador, como íbamos con hora, tiramos directamente hacia el monasterio. Luego a la vuelta si que paramos tanto en el mirado como en Santa Cruz de la Serós.

Es un pueblo muy mono y a destacar está con la iglesia de Santa María, que en su día fue una abadía benedictina. Con la entrada al monasterio tienes acceso a la iglesia.

El horario es de 10:00 a 14:00 y de 15:30 19:00

Era hora de comer pero decidimos seguir camino y comer al final en Jaca. Allí teníamos nuestro alojamiento donde íbamos a pasar la noche, así que comimos cerca del lugar y así realizar el check in en el hotel y dejar las maletas.

Parada en Jaca:

El sitio donde fuimos a comer se llama Café Bar Wilson, está situado en la Avenido Juan XXIII, 2. Tienen hamburguesas, sándwiches, ensaladas, tostadas, bocadillos. La verdad que fueron muy amables y comimos muy bien, tienen unas hamburguesas muy ricas.

Nos alojamos en el Hotel A Bora, situado en la Calle Valle de Ansó, 3. Es un hotel muy céntrico muy próximo a la ciudadela y no estaba mal de precio. Algo que no nos gustó mucho fue la forma de entrar, nadie nos atendió personalmente, todo fue a través del telefonillo, nos abrieron y las llaves estaban puestas en la puerta de la habitación, encima el telefonillo se escuchaba fatal. Pero bueno sin más.

Estación de Canfranc:

Después desde Jaca pusimos rumbo a la Estación de Canfranc, que está a unos 23 minutos en coche.

Existen visitas guiadas a la estación, hay varios turnos, a las 11:30 y las 17:00. La entrada son 4€ para adultos, 1,50€ niños de 6 años a 10 años y gratis para menores de 5 años. Más información en su página web.

No teníamos previsto hacerlo, de todos modos una vez allí preguntamos en el punto de información y efectivamente como no reservamos no había plazas, aun así teníamos otra visita concertada.

Nuestra última parada del día era la Cueva de las Güixas, que desde Canfranc está a unos 10 minutos en coche.

Cueva de las Güixas:

Horarios de la visita:
– A las 12:00, 16:30 o 18:00, nosotros cogimos la visita a las 18:00.

Entradas:

– Adultos son 8.08 €

– Niños de 6 años a 14 años son 7.13€

– Menores de 6 años gratis.

Es obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento, y aconsejo llevar algo de abrigo porque dentro de la cueva hace fresco.

Te recomiendo mirar disponibilidad y reservar la entrada online en su página web.

Estas cuevas están en el municipio de Villanúa, y a la hora de aparcar es fácil porque hay mucho sitio en la calle, así que no tuvimos mayor problema.

Hicimos el check in de nuestras entradas, nos explicaron cómo es la visita y que puedes hacer por la zona. El punto de encuentro para hacer la visita es en el árbol que tienen en la entrada.

Si vas con tiempo te aconsejo ir por un sendero que hay al lado de la cabaña de información y ver esa parte del río que es muy bonita. Sino también tienes varias rutas de senderismo, por lo que puedes emplear el día en hacer una ruta y luego visitar las cuevas.

Una vez llegó la hora y todos estábamos en el punto de encuentro comenzó nuestra caminata hasta la cueva, que está a pocos metros de allí.

La visita en total dura aproximadamente una hora. Antes de entrar a la cueva te piden desinfectarte las manos. Y una vez dentro la guía empieza con la explicación de estas cuevas.

El recorrido de la cueva es fácil, solo hay una subida un poco más complicada pero si no te ves capaz puedes darte la vuelta y encontrarte con el grupo en un punto anterior, puesto que la entrada y salida se hace por el mismo lado.

Podrás ver algún murciélago, son muy pequeños y naturalmente no te harán nada, así que si te da fobia pues ten en cuenta que puedes ver alguno.

El recorrido se hizo súper ameno y la verdad que la guía fue excepcional, así que mereció mucho la pena esta visita.

Una vez terminada la visita en las Cueva de las Güixas tocaba volver a Jaca para cenar y de paso ver un poco la ciudad por la noche, para así luego descansar y al día siguiente poder visitar la ciudad.

Mapa del recorrido:

Visita al Monasterio San Juan de la Peña

Sígueme

Visita al Castillo de Loarre

Visita a Jaca

Ruta al Ibón de Piedrafita

Qué ver en Alquézar

Ruta El Salto en Sallent de Gállego

Ruta al Ibón de Piedrafita

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario