El Hotelito, tu hotel agrochic

Modernidad y naturaleza

Este es el año del turismo rural, pero existe una nueva tendencia que va más allá y no se si lo conoces, es el agrochic. Para saber que es este concepto, uno de los mejores sitios que hasta ahora he conocido es “El Hotelito”, en Navaluenga provincia de Ávila.

El Hotelito encaja perfectamente en el mismo lugar la modernidad con la naturaleza. Con una ubicación privilegiada entre la Sierra de Gredos y la Reserva Natural del Valle de Iruelas, lo hace un enclave perfecto para encontrar actividades tanto de montaña, de agua o simplemente para desconectar de todo.

Quiénes son:

Tuvimos la suerte de conocer a Cándido y a Christina, su mujer, una encantadora danesa enamorada de España. Los dos son grandes amantes de la naturaleza, que abrieron este hospedaje donde han logrado combinar la comodidad del mundo moderno sin descuidar el medio ambiente.

Cuando una persona pone su corazón en un proyecto se nota, y este es un claro ejemplo de ello. Son sin duda un tándem perfecto rodeados de un gran equipo.

El check-in del alojamiento puede hacerse desde las 15:00 hasta las 23:00 y el check-out se hace de 9:00 a 12:00. Y te dan flexibilidad en ello. Nosotros llegamos un poco antes y teníamos nuestra habitación lista.

Tienes la opción de desayunos y cenas, previa reserva.

Para el desayuno te dan una hoja, a rellenar, con una amplia gama de productos con opciones veganas, vegetarianas y celíacos bajo petición. La cena es a la carta, con bastantes opciones.

Nosotros desayunamos y cenamos allí, y he de decir que nos gustó mucho, estaba todo muy rico.

El hospedaje dispone de piscina, wi-fi, admiten mascotas y tiene aparcamiento gratuito.

Cómo son las habitaciones:

Tienes varios tipos de habitaciones, nosotros nos alojamos en una habitación con jardín y bañera de hidromasaje. Todas las habitaciones están climatizadas, disponen de ropero, televisión y una cafetera.

La cama además de grande he de decir que era muy cómoda. La habitación estaba impoluta, y a pesar de estar situada cerca de la escalera y la recepción, he de decir que no escuchamos ningún ruido y descansamos perfectamente.

A parte de la nuestra pudimos ver como es el apartamento que dispone de cocina, una zona de comedor, una chimenea preciosa en medio de la habitación y un jardín enorme donde poder tomar el sol o ver las estrellas.

Qué actividades puedes hacer:

Una de las cosas que más me gusto e hizo que eligiera El Hotelito como lugar para alojarme, fue la gran variedad de actividades de las que dispone.

Cuenta con una piscina donde poder regalarse y pasar el tiempo, pero es que además a pocos metros están las piscinas naturales de Navaluenga. Un espacio ideal tanto para ir en pareja, como en familia.

Existen también multitud de rutas para poder hacer senderismo en la zona. Hay lugares increíbles donde se alternan los prados y la frondosa vegetación de robles, fresnos, nogales y castaños.

La proximidad al Embalse de Burguillo hace posible hacer actividades como piragüismo, vela y demás deportes acuáticos.

Si te gusta el deporte, contaros que El Hotelito es bikefriendly, otra de las actividades que puedes hacer es montar en bicicleta de carretera o de montaña, y si sois más de otros deportes puedes desde montar a caballo hasta jugar al golf.

Y si eres más de visitar grandes ciudades y monumentos, su ubicación hace posible que tengas a menos de hora y media la opción de poder visitar 5 ciudades que son Patrimonio de la Humanidad por la Unesco Ávila, Segovia, Toledo, Salamanca y El Escorial.

La zona además tiene una buena fama por su gastronomía, y hay varios lugares donde puedes hacer catas de vino.

Además si quieres ver las estrellas, El Hotelito ha sido seleccionado como uno de los mejores puntos para ver el firmamento debido a la poca contaminación atmosférica y lumínica.

Y sino siempre puedes ir a desconectar, relajarte y recargar las pilas.

En definitiva, estuvimos como en casa. El sitio es precioso pero el trato fue inmejorable sin duda un lugar al que volver, el cariño recibido por parte de todos no se puede describir con palabras, fue toda una delicia conocer El Hotelito, sin duda repetiremos.

Cómo llegar:

Situado a menos de dos horas de Madrid, este alojamiento se sitúa en la localidad de Navaluenga, a orillas del río Alberche.

Puedes hacer tu reserva pinchando AQUÍ.

Visita al Monasterio de El Escorial

Sígueme

Ruta Cancho de la Cabeza

Visita al Castillo de Manzanares El Real

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario