Los mejores Hot Dogs de Los Angeles

Tienes que probarlos

Este lugar lo conocí de casualidad, mientras hacía la ruta del autobús turístico. Al pasar por el sitio la audioguía del bus explicaba que era un lugar indispensable donde se comen los mejores hot dogs del mundo, y efectivamente lo es.

Dónde esta:

Tienen una carta inmensa de perritos. Yo fui en varias ocasiones y pedí diferentes tipos, todos riquísimos, no te puedo recomendar ninguno es especial porque cualquiera de ellos te va a encantar.

A parte de los perritos los aros de cebollas también están muy buenos.

Se puede comer en el restaurante, aunque no hay muchas mesas disponibles. Nosotros siempre lo pedíamos para llevar, pero he de destacar que tienen en las paredes fotos con los famosos que han pasado por allí a comer sus perritos, que no son pocos.

Siempre hay cola para pedir, cosa que demuestra que son los mejores hot dogs de la ciudad. Merece la pena esperar, además suelen ser rápidos. Hablan español, así que no tendrás problemas para entenderte a la hora de pedir, además que son muy amables.

Hay varios restaurantes pero el original es el que está en 709 N. La Brea Ave. Los Ángeles, CA 90038. Este puesto de perritos calientes sirve más de 2000 hot dogs y 200 hamburguesas al día.

Cómo surgió:

Pink’s se inició en 1939 por los padres de Richard, Paul y Betty Pink, con una carretilla de mano que compraron por $ 50, dinero que tomaron prestado de la madre de Betty. La tierra en la que se encontraba la carretilla de mano fue alquilada por Paul y Betty por $ 15 por mes. Los hot dogs en ese momento costaban 10 centavos y las coca cola eran 5 centavos. Pink’s ofreció un servicio especial y tuvo la suerte de vender 100 hot dogs al día.

En 1941, el propietario aumentó su renta de $ 15 a $ 25 por mes, un aumento del 67%, y Paul y Betty se vieron obligados a renunciar o encontrar una manera de adquirir la propiedad. Paul y Betty, con poca garantía pero mucha convicción sobre el éxito potencial de su puesto de hot dogs, convencieron al Bank of America de prestarles $ 4,000 para comprar la tierra, que afortunadamente el propietario estaba dispuesto a vender. Agregaron una tapa a la carretilla de mano, permitiéndoles también asar hamburguesas, y se mantuvo hasta 1946.
El menú era simple: un perro de chile y una hamburguesa. El precio del hot dog en 1946 fue de 25 centavos.

En ese momento, Paul y Betty reunieron suficientes ahorros para construir el pequeño puesto de perritos calientes que se encuentra cerca de la esquina de La Brea y Melrose. La ubicación incluía estacionamiento para aproximadamente 25 autos y, finalmente, los asientos en el interior y el patio se expandieron para acomodar a 80 clientes.

Paul y Betty operaron el puesto de perritos calientes, comenzando con 4 empleados y expandiéndose con el tiempo a 10 y 20 y ahora Pink’s tiene una plantilla de aproximadamente 30 empleados. En 1985 a la edad de 73 y 75 años, Paul y Betty se retiraron. En ese momento, Richard, su esposa, Gloria, y su hermana, Beverly, se hicieron cargo de la operación de Pink´s.

Desde entonces, la familia ha creado más de 35 combinaciones de hot dogs y una docena de variedades de hamburguesas para satisfacer la variedad de gustos de sus clientes e hizo que sin duda hagan los mejores hot dogs de Los Angeles. Pink’s, ubicado cerca de los principales estudios de Hollywood como Paramount, Universal y Disney, comenzó a atraer a estrellas de cine y televisión próximas y establecidas. El famoso muro de la fama de Pink en el comedor comenzó como un lugar para que los aspirantes a actores colgaran sus fotos para ser descubiertos por productores y directores que se sabía que cenan en Pink’s.

Debido al menú único de Pink, su edad histórica para un restaurante de Los Ángeles (78 años) y sus clientes famosos, ahora ha aparecido en películas, programas de televisión, el canal de comida, el canal de viajes y libros de viajes. A medida que crecía el nombre de Pink, los grandes operadores de restaurantes llegaron a la familia que querían licenciar el nombre y los productos de Pink en varios parques de atracciones, hoteles, estadios y ferias del condado. Pink’s ahora tiene 15 ubicaciones, incluidos Los Ángeles, Las Vegas, Ohio, Connecticut, Nueva York, Miami, Filadelfia, Cleveland, Ferias del Condado de Los Ángeles, Hawai y Filipinas. Pink’s también tiene un negocio de catering activo.

Pink’s atribuye su longevidad y su éxito al sabor de sus perritos calientes, que se rompen cuando los muerde, sus combinaciones interminables de menús de perritos calientes, su leal personal a largo plazo de más de 30, muchos de los cuales han estado con Pink’s por más de diez años, su exclusivo soporte lateral de cocina abierta de 1946 y su relajado comedor y asientos en el patio, su ubicación y atmósfera de Hollywood, sus apariciones en todo el país en películas y televisión y su compromiso con la comunidad a través de sus programas de caridad para perros de chile. A menudo se conoce a Pink’s como “Una leyenda de Hollywood desde 1939”, pero a la familia Pink le gusta decir “Somos el pequeño puesto de perritos calientes que podría”.

Como datos curiosos os diré que aquí Bruce Willis le propuso matrimonio a Demi Moore. El perrito de Martha Stewart recibió su nombre después de que ella misma hizo cola para pedirse un perrito. Y Tom Hanks solía ir allí a comer, es más pedía comida para todo el equipo mientras estaban de rodaje en los estudios.

No puedes ir a Los Angeles y no probar los mejores hot dogs del mundo, merece la pena, seguro que te gustaran.

Ubicación:

Visita a Hollywood Boulevard

Sígueme

Día en Warner Bros. Studios

Visita a Venice Beach y Santa Monica

Visita a Universal Studios Hollywood

Ruta por Death Valley

Cómo ahorrar con Go Los Angeles

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario