Templo de Debod

Todo lo que necesitas saber

El templo de Debod es un templo egipcio situado en Madrid, al oeste de Plaza España, en el Parque del Oeste.

Fue un regalo de Egipto a España, en 1968, por la ayuda española prestada en la construcción de la presa de Asuán. Tras la construcción de la presa el templo iba a desaparecer por quedarse sumergido.

Esta joya de la historia tiene nada más y nada menos que una antigüedad de unos 2200 años.

Cómo llegar:

Está situado en el Parque del Oeste.

La estación de metro más cercana es la de Plaza España, líneas 3 y 10.

Y las líneas de autobuses N.º 62, 74.

Horarios:

De martes a domingo y festivos de 10 a 20.

Lunes y los festivos 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre está cerrado.

Último pase de visita 15 minutos antes de la hora de cierre.

La entrada al Templo de Debod es GRATUITA, la visita es corta pero merece la pena. Normalmente hay cola para entrar y ahora con el COVID la cola se hace más lenta.

Una vez dentro puedes ver las dos plantas del templo. Luego a la salida una de las ventajas es que puedes hacerte una foto entre los arcos y también delante del templo.

Los jeroglíficos de las paredes me parecieron increíbles, están muy bien conservados y tienen paneles explicativos donde te cuentan el significado de los mismos.

Lo primero que veras en la planta baja es el pasillo, lleno de jeroglíficos, que da a la capilla y las dos criptas que hay a los lados.

En la planta de arriba esta la maqueta de como era el templo en su día. Una maqueta que te muestra donde estaba el templo situado en el Nilo. Y también hay piezas originales que no fueron colocados.

La visita es corta, luego a la salida puedes hacerte fotos frente a las maravillosas puertas de este Templo de Debod.

Localización:

Conoce el Museo del Romanticismo

Sígueme

Conoce los Museos de Metro de Madrid

Conoce el Museo Arqueológico de Madrid

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario