Cuáles son los Molinos más bonitos de Castilla La Mancha

Seguro que has visto imágenes de los famosos Molinos de Viento que hay en Castilla La Mancha, aquellos “Gigantes” de los que escribió Miguel de Cervantes. Pues hoy tengo una ruta muy especial en la que te contaré cuales son los mejores.

El inicio de esta ruta fue desde Madrid, pasando noche en Campo de Criptana, todos los datos del alojamiento te lo dejo AQUÍ.

Ideal para hacer una escapada de fin de semana, la ruta es circular y en total pisamos tres provincias de Castilla La Mancha: Toledo, Cuenca y Ciudad Real.

Tembleque:

Comenzamos por el pueblo toledano de Tembleque, puesto que es el primero con el que nos toparemos.

No destaca especialmente por sus molinos la verdad, tiene solo dos restaurados, el tercero no. Están a las afueras del pueblo, pero se puede llegar perfectamente en coche hasta ellos. Aunque también desde el pueblo hay un sendero que llega hasta los molinos. No puedo daros información de si son visitables o no porque no lo encontré.

Te recomiendo darte un paseo por el centro, aparcar cerca del centro es fácil. No puedes pasar por allí y perderte su increíble Plaza Mayor, declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico-Artístico en 1973.

La plaza la inauguró el mismísimo rey Felipe IV en 1653 y tenía doble finalidad; urbanística y Plaza de Toros. Es cuadrada y tiene tres aberturas, consta de planta baja y dos alturas, excepto en la puerta principal, Tribuna Presidencial, que remonta a un tercer piso.

Encontrarás el Ayuntamiento en la zona central junto al Centro de Recepción de Turistas. En la planta baja está la oficina de turismo y en la planta de arriba el museo etnográfico, de acceso gratuito.

Mota del Cuervo:

En segundo lugar paramos en Mota del Cuervo, en la provincia de Cuenca. Según te vas acercando al pueblo se divisan perfectamente en su horizonte sus siete Molinos de Viento.

Aparcar allí es fácil, hay una gran esplanada donde poder dejar el coche gratuitamente.

De los siete molinos que hay se pueden visitar solo tres, nosotros visitamos dos de ellos.

En “El Gigante” está la Oficina de Información Turística, visitar este molino tan solo tiene un coste de 1€ por persona. Cada sábado realizan la molienda tradicional, desde las 10:00 de la mañana hasta la 13:30. No tuvimos la suerte de verlo pero tiene que ser tremendo volver a disfrutar del sonido, olor y espectáculo que ofrece este gigante manchego.

Dentro de este molino podrás ver un video de cómo es el funcionamiento del molino, aun así la chica de la oficina de turismo nos explicó detalladamente como funciona. Podrás recorrer las dos plantas que tiene y ver la maquinaria del mismo.

«El Piqueras» fue el otro molino que visitamos, este es de acceso gratuito, el cual tiene una tienda en la parte inferior, y en las otras dos está decorado como tendría su casa el molinero.

El horario de los molinos de viento es:

-De martes a domingo de 10:00 a 14:00 y de martes a sábado de 16:00 a 18:00 en invierno y hasta las 20:00 en verano.

Campo de Criptana:

Como te adelante decimos hospedarnos aquí, en la Casa de los Tres Cielos, y fue todo un acierto.

El estupendo pueblo de Campo de Criptana, provincia de Ciudad Real, cuenta con un total de diez molinos, de los cuales se pueden visitar unos pocos, nosotros solo pudimos ver uno de ellos.

“El Poyatos” es el molino donde está el punto de información turística. Allí te informaran de todos los molinos que se pueden visitar y las cosas que ver en el pueblo, a parte, te darán un mapa con el que te guiarte y donde están señalados los puntos a visitar del pueblo.

A nosotros solo nos dio tiempo visitar uno de ellos, “El Culebro” que alberga el Museo de Sara Montiel, con un coste de 2€.

El punto de información turística abre de lunes a domingo de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:00.

Nos dio tiempo de visitar el Pósito Real y dar una vuelta por el pueblo, además de por ver la puesta de sol que es increíble. Si decides quedarte aquí es algo obligatorio que debes hacer sin duda.

Señalarte que también hay casas cuevas que se pueden visitar, no la vimos porque suponía perder gran parte de la mañana hasta que abrían, pero tuvimos la suerte de ver la de nuestro alojamiento.

Alcázar de San Juan:

Nuestra parada en Alcázar de San Juan fue rápida, el pueblo es bastante grande y no quisimos entretenernos mucho, además de ser complicado aparcar en el casco histórico. Decidimos ir directamente a ver los Molinos de Viento que era nuestro objetivo, espero poder volver y verlo tranquilamente.

Llegar hasta los molinos es sencillo, hay que salir del pueblo y seguir las indicaciones del GPS. Hay señalizaciones en la carretera que te llevaran hasta los molinos, se recomienda aparcar el coche junto al merendero e ir andando, pero es posible acceder hasta lo alto del cerro y poder aparcar justo al lado de ellos.

Tienen un total de cuatro Molinos, fuimos a primera hora y estaban cerrados, optamos por simplemente caminar por el camino que une los cuatro molinos, hacer unas fotos y seguir la ruta.

La visita al interior de los dos molinos musealizados es gratuita, al igual que las moliendas que suelen hacer una vez al mes. Abren de viernes a domingo de 10:30 a 13:30 y de 16:00 a 18:00.

Consuegra:

El último punto que visitamos fue Consuegra. Según vas llegando por la carretera a lo lejos se ven perfectamente tanto los Molinos de Viento como el Castillo de Consuegra que reinan en el horizonte.

Abren todos los días de 9:00 a 18:00 en invierno y hasta las 19:00 en verano.

Podrás dejar el coche cerca de los molinos, nosotros directamente aparcamos en el primero, “Molino Bolero”, que es dónde está el punto de información, además de ser el molino visitable que conserva la maquinaria y donde te explican cómo funciona.

Hay dos tipos de entrada, una para visitar el molino solo,1.50€ y otra conjunta para visitar el Molino, el Castillo de Consuegra y el Museo Arqueológico de Consuegra, 7€, nosotros cogimos la conjunta. Tanto el casillo como el museo son visitas guiadas, que te contarán al detalle la historia del lugar.

Fuimos sin una hora fija, nos adaptamos, llegamos aproximadamente antes de las 11:00, había la posibilidad de visitar el castillo a las 11:00, pero optamos por ver tranquilamente el molino, darnos un paseo hasta el último molino y luego hacer la visita al castillo a las 12:00.

Tienen un total de doce molinos, cinco a un lado y siete al otro, quedando el castillo entre medias.

El paseo desde el primer molino hasta el último es muy sencillo, algo que me gustó mucho es atravesar los vestigios de la muralla que quedaba. La verdad que fue un paseo muy agradable, aunque en verano pega mucho el sol y no hay nada de sombra.

Existe la posibilidad de ir en coche tanto hasta el castillo, como a los molinos más lejanos, hay una carretera que los conecta con aparcamiento para poder dejar el coche.

Como conclusión deciros que cada sitio fue diferente, cada pueblo tiene su encanto propio y los Molinos de Viento son todos muy parecidos. Eso sí ver la puesta de sol en Campo de Criptana fue toda una delicia.

Espero que te haya gustado la ruta y si tienes cualquier duda puedes consultarme, te dejo el plano de los puntos que visite.

Mapa de la ruta:

Dónde alojarse en Campo de Criptana

Sígueme

Ruta por las Cárcavas en Pontón de la Oliva

Visita a Manzanares el Real

Ruta Cascada del Hervidero

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario