Broto

Pueblos del pirineo aragonés

Ruta por los pueblos más bonitos

Broto es un pueblo situado en la comarca del Sobrarbe. Decimos alojarnos aquí como punto neurálgico en nuestra ruta.

Después de nuestra estancia en Sallent de Gállego fuimos hasta el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, al terminar la ruta Broto nos pareció un buen punto para pasar la noche y seguir la ruta al día siguiente.

Nos hospedamos en Broto, en el Hotel Lastre, situado en la Avenida Ordesa 23, justo la carretera que atraviesa el pueblo.

La habitación era amplia y cómoda, además que el pueblo es muy tranquilo y no se escuchan ruidos. Dispones de aparcamiento justo delante, tienen una zona de parking gratuito para los que se hospedan.

El pueblo no es muy grande, lo más destacable es la iglesia de San Pedro, un claro ejemplo de iglesia fortificada de los Pirineos.

Después de alguna vuelta decidimos cenar en la Pizzería la Tea, la verdad que nos atendieron super bien y cenamos genial.

Este pequeño pueblo del pirineo aragonés, se encuentra dividido en dos por el Río Ara. Con el barrio de la Santa Cruz en el norte, y en el sur el llamado Barrio de los Porches. Es una costumbre muy arraigada en los pueblos del Alto Aragón considerar y nombrar como barrios diferentes simples agrupaciones de casas que, como en este caso, están separadas únicamente por un curso de agua sobre el cual se levanta un puente.

Antiguamente ambos barrios estaban unidos por un único puente medieval que fue desgraciadamente destruido en el transcurso de la Guerra Civil. Hoy en día entre ambos barrios la carretera circula por un puente de hormigón.

El puente románico que se conserva es el que cruza por encima del Río Sorrosal junto a la llamada Cascada del Sorrosal, un salto de agua que se precipita de una pared de roca hasta caer por debajo de la villa de Broto.

El puente del Sorrosal está hoy en día cerrado al tránsito de personas que tienen que pasar por un puente paralelo habilitado a pocos metros y que, así mismo, conduce al vecino lugar de Oto.

Sin duda lo más destacable y que atrae a mucha gente es la Cascada de Sorrosal, que está a unos 5 minutos andando desde la carretera por un camino de fácil acceso. Te recomiendo aparcar en cualquier punto disponible que haya sitio y moverte andando.

La cascada es preciosa pero sin duda hay que destacar la vía ferrata que hay en ella. Tengo que decir que me quedé con ganas de hacerla, en fotos que vi impresionaba bastante, pero una vez allí ves que no tiene tanta dificultad, aunque eso sí, da un poco de vértigo.

Broto nos dan una amplia gama de actividades de todos los niveles para practicar deportes de aventura barranquismo, Espeleología, Vías Ferratas, Rafting, senderismo y mucho más. Sobre todo siempre acompañados de los mejores guías de la zona. Una parada obligatoria para los más aventureros que visitan el pirineo aragonés.

Qué ver en Aínsa

Sígueme

Qué ver en Alquézar

Qué ver en Graus

Qué ver en Boltaña

Visita al Castillo de Loarre

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario