Finestres y la Muralla China de Huesca

Uno de los sitios que más me gusto en mi ruta por el pirineo aragonés, fue sin duda este lugar. Había oído muy poco y no sabía que era exactamente eso de una muralla china en huesca, pero el resultado fue excepcional, es imposible describirlo con palabras.

Te doy todos los datos necesarios para que puedas venir hasta el pueblo abandonado de Finestres y llegar hasta la denominada “Muralla China de Huesca”, una formación geológica inigualable.

Te preguntaras ¿Y qué es eso? ¿Cómo se ha formado? ¿Ha intervenido el hombre? ¿Estuvieron los chinos en Huesca? Resolveré todas estas incógnitas en este post.

Esta joya de la naturaleza se encuentra en la provincia de Huesca, dentro de la Comarca de Ribagorza, en plena Sierra del Montsec. Este rincón del prepirineo aragonés se haya junto al Embalse de Canelles que marca el límite con Cataluña y forma parte de la Cuenca Hidrográfica del Ebro.

Historia:

El pueblo de Finestres (también llamado Finestras) forma parte de la historia de esos pueblos de España que han quedado abandonados.

La despoblación unida a la construcción del embalse de Canelles, acabo por sentenciar este pueblo a la despoblación.

El Embalse de Canelles inundó por completo los cultivos esparcidos por la ladera de la montaña. Además, las comunicaciones de Finestres con algunos pueblos vecinos quedaron enterradas bajo el agua dejando al pueblo prácticamente incomunicado.

Actualmente apenas quedan unas casas en pie. Sólo una vivienda, Casa Coix, continúa siendo usada regularmente por sus dueños.

Cuando llegas al pueblo ves que el paso del tiempo y la naturaleza han hecho mella en toda la población. Lo más destacable es la plaza del pueblo, los lavaderos que están en medio de la plaza, y lo que queda de la Iglesia.

Cómo llegar:

Lo primero que tienes que hacer es dirigirte hacia Estopiñan del Castillo, que es la población más cercana, y allí en la carretera hay un desvío que conduce a la antigua mina de Santa Teresa, verás unas estructuras metálicas al lado de la carretera.

Aquí tienes dos opciones, dejar el coche en el pueblo e ir andando, aunque es una paliza, o adentrarte con el coche todo lo que puedas.

Si decides hacer esta ruta en coche debes tener en cuenta que el camino no va a ser nada fácil, porque prácticamente te puedes dejar los bajos de tu coche durante el camino.

Nosotros decidimos ir con el coche hasta donde pudimos, y tengo que decirte que el camino no fue nada fácil. Además días anteriores había llovido bastante y el camino estaba en pésimas condiciones, encharcado en muchas zonas.

Fuimos a una velocidad mínima dado el desnivel del terreno. Hay partes donde los bajos rozan inevitablemente dadas las condiciones del terreno.

Si os adentráis con el coche intentad llegar hasta el puente de Penavera, un buen lugar donde dejarlo, aunque nosotros seguimos un poco más de camino hasta que no pudimos más.

Desde el puente hasta el pueblo son unos 5,3Km, una hora andando a buen ritmo.

Consejos a tener en cuenta:

• Lo bueno que el camino a pie no tiene grandes desniveles y vas por la pista forestal, eso sí, no hay mucha sombra. Lleva crema solar, gorra y gafas para protegerte del sol.

• No hay nada de cobertura en la zona, no tendrás acceso a internet ni realizar llamadas, estarás desconectado del mundo totalmente.

• Lleva ropa cómoda y botas de montaña, que te vendrán bien si quieres caminar por la zona de la Muralla China de Huesca.

• Coge agua suficiente para todo el camino y algo de comer, ten en cuenta que allí no hay nada y la población más cercana está muy lejos.

• Es un entorno natural, recuerda no dejar ningún tipo de desperdicio ni basura, cuida el planeta.

• No sobre pases tus límites. Cuando vayas a la zona de la muralla ten cuidado, el terreno es muy abrupto y no merece la pena una mala experiencia por sobrepasar tus límites.

Ruta:

Una vez emprendas el camino, es muy sencillo, la ruta es lineal, simplemente es ir por la senda forestal todo recto hasta que llegues a Finestres.

El camino se hace largo, pero disfrútalo, el paisaje y el entorno es espectacular. Según te vas acercando podrás divisar tanto el pueblo como la muralla.

Una vez que llegas al pueblo, si nunca has estado en un pueblo abandonado, déjate impregnar por la sensación que te produce. No se describirte con palabras esa sensación.

Desde la plaza de Finestres, mirando hacia la iglesia hay una calle en frente, tira por ella y allí encontrarás el primer desvío.

Verás dos carteles, uno para ir a la Ermita de San Marcos y otro a la Ermita de San Vicente. Primero te recomiendo tirar a la derecha e ir hasta la Ermita de San Marcos, a penas a 5 minutos, es el sitio perfecto para descansar, y si llevas la comida comer allí.

Hay además un mirador donde sacarás unas fotos magnificas del entorno y como no de la muralla.

Y por fin llegó la hora de contaros que es esto de una Muralla China de Huesca.

Esta formación natural, es una doble línea de estratos verticales fruto del movimiento de las placas tectónicas, que levantaron estas paredes, que contempladas, conforman un paisaje realmente extraordinario.

Entre las dos líneas de estratos se haya la Ermita románica de San Vicente (del siglo XI) y donde también se ubicó un castillo medieval.

Su apariencia de muro o una especie de presa, sumada a esas dos líneas paralelas de muros rocosos hacen que guarde una cierta similitud a la Gran Muralla China, lo que le ha valido para tomar el sobrenombre de la Muralla China de Huesca, aunque su verdadero nombre es el de Roques de la Vila.

La perfección de estas dos rocas parece que hubiera sido construida por el hombre, pero no, este monumento natural no ha sido construido por el hombre.

Desde el Mirador hay un camino que te llevará hasta la Ermita de San Vicente.

Contarte que esta parte del camino ya no es tan fácil. La bajada es muy empinada que luego hay que subir otra vez. Hay varios pequeños senderos y es fácil perderse y adentrase por donde no debes.

Yo admito que tire por donde no era y termine en un callejón sin salida, hasta que vi un camino más amplio por el que descender. Casi me doy la vuelta por no saber por donde tirar, te animo a que sigas adelante que merece la pena la ruta.

Tienes que descender hasta el nivel del embalse, el cual se cruza sin problema, y luego iniciar el ascenso para llegar hasta a la zona de la Ermita de San Vicente.

Sólo por las vistas merece la pena el esfuerzo. Hay que ir con mucho cuidado, eso sí, el camino no es fácil, pero con cuidado se puede llegar hasta la ermita sin problemas.

Disfruta de ese momento y del lugar, para mi fue muy grato después de casi perderme y el camino que no es nada fácil, llegar arriba y disfrutar de ese paisaje tan espectacular

Sin duda ha sido una de mis rutas favoritas. Aparcamos el coche a eso de las 11:00 y llegué hasta la ermita de la muralla alas 12:50, os dejo de todos modos la ruta en video para que la veáis.

Mapa de la ruta:

Ruta por las Pasarelas de Montfalcó y Congost de Montrebei

Sígueme

Visita a Alquézar y las Pasarelas del Río Vero

Qué ver en Aínsa

Qué ver en Graus

Contacta conmigo

Qué ver en Loarre

Qué ver en Jaca

Visita al Monasterio San Juan de la Peña

Ruta al Ibón de Piedrafita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario