Museos de Artes Decorativas

Todo lo que necesitas saber

El Museo Nacional de Artes Decorativas es uno de los más antiguos y ricos del llamado triángulo del arte. Ilustra la evolución de las llamadas “artes industriales”, principalmente entre los siglos XV y XX.

Sus 60 salas exhiben alrededor de unos 1600 objetos, a pesar de su buena ubicación no es uno de los más populares. Te invito a que sigas leyendo y descubras todo lo necesario para venir a este gran museo.

Cómo llegar:

Se encuentra en un palacio cerca del parque del Retiro, en la calle Montalbán, Nº12 a pocos minutos de distancia del Museo del Prado, cerca de la Puerta de Alcalá y la Plaza de Cibeles.

Las estaciones de metro más cercano son:

– Banco de España y Retiro, las dos de la línea 2.

También puedes llegar en autobús.
– Plaza de Cibeles: 1, 2, 5, 9,10, 14, 15, 20, 27, 34, 37, 45, 51, 52, 53, 74, 146 y 150.

– Puerta de Alcalá: 1, 2, 9, 15, 19, 20, 28, 51, 52, 74, y 146.

Y si coges la opción de ir en coche hay un aparcamiento subterráneo en la misma calle Montalbán.

Horarios:

Martes a sábado de 9.30 a 15:00.

Domingos y festivos de 10 a 15:00.

Las tardes de los jueves abren de 17:00 a 20:00 (excepto en julio y agosto).

Cerrado todos los lunes, lo días 1 y 6 de enero, 1 y 15 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre.

*La venta de entradas finalizará 30 minutos antes del cierre.

Precio:

Entrada general: 3€.

Entrada reducida: 1,50€.

Entrada gratuita:

• Jueves por la tarde.

• Los sábados de 14:00 a 15:00.

• Los domingos.

• Los días 18 de mayo, 18 de abril, 12 de octubre y 6 de diciembre más otras aperturas extraordinarias durante el año.

• Menores de 18 años y mayores de 65 años.

• Estudiantes entre 18 y 25 años.

• Titulares del carnet joven.

• Personas con discapacidad y acompañante.

• Personas en situación legal de desempleo.

• Pensionistas.

• Miembros de familias numerosas.

Visita:

Nosotros adquirimos la entrada al Museo de Artes Decorativas directamente en las taquillas del museo, que están según entras justo enfrente, pero puedes también reservar tu entrada a través de su página web.

El museo tiene un total de cuatro plantas. La mujer de la taquilla nos informó que veríamos en cada planta, de todos modos os dejo aquí un plano para que lo puedas descargar AQUÍ.

Se puede subir en ascensor a la última planta y empezar la visita desde allí y luego ir bajando por las escaleras, nosotros decidimos subir y bajar por las escaleras.

En primer lugar vimos la exposición que tenían en la planta baja, a parte de la colección permanente del museo tienen exposiciones temporales relacionado con las artes decorativas en la planta baja y en la primera.

Una vez visto subimos a la primera planta por las escaleras del hall principal. Como media de seguridad se sube por un lado de la escalera para utilizar el otro de bajada. En esta primera planta hay una exposición de las sillas y mobiliario más destacadas de la historia del diseño.

Para subir a la segunda y al resto de plantas hay que subir por las escaleras que justo están al lado contrario de las principales. En todas las plantas hay personal que te va guiando el sentido de la ruta así que tampoco tiene mayor perdida.

Aquí ya empieza la zona de exposición permanente, para mí el plato gordo de este Museo de Artes Decorativas. En esta segunda planta hay objetos de orfebrería, cerámicas y tejidos, pero sin duda lo más destacado es la zona de la casa señorial. Lo que más me llamo la atención fue la cocina típica castellana, también hay dormitorios en esta zona, pero estaban temporalmente cerrado, aunque tenían una foto a la entrada.

Subimos un nivel más por el Museo de Artes Decorativas, para llegar a la tercera planta, y aquí encontramos diferente tipo de mobiliario tanto europeo como asiático e innumerables objetos de porcelana.

Destacar de esta planta el belén napolitano que además de ser enorme y es muy elegante, una casa de muñecas y el gran salón de la casa.

En la parte central de esta planta hay una zona donde hay diferentes objetos de vidrio y cristal.

Y ya por último llegamos a la cuarta planta, la más pequeña y en la que solo destacar un dormitorio y una increíble cocina de tipo andaluz que la verdad me impresionó bastante. Suelen utilizar este espacio también para poner alguna exposición temporal, pero en el momento de mi visita no había ninguna.

La verdad que el Museo de Artes Decorativas es un gran desconocido para muchos y es una gran ventana a nuestra historia y ver la evolución del mobiliario al cabo de la historia. Sin duda un plan perfecto para hacer en Madrid.

Ubicación:

Visita al Museo Thyssen Bornemisza

Sígueme

Visita al Museo Cerralbo

Visita al Museo Sorolla

Visita al Museo Lázaro Galdiano

Visita al Museo del Romanticismo

Visita al Museo Arqueológico Nacional

Visita al Museo de Historia de Madrid

Visita los Museos de Metro de Madrid

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario