Sweet Space

El paraíso del dulce

Te traigo un plan ideal para disfrutar con toda la familia y es visitar Sweet Space. Un espacio dedicado para los más golosos, que combina diversión, el gusto y por su supuesto mucha dulzura.

Cómo llegar:

Sweet Space está situado en la segunda planta del edificio de ABC Serrano, se puedes acceder tanto por el Paseo de la Castellana, como por la Calle Serrano.

La estación de metro más cercana:

– Rubén Darío, línea 5.

Horario:

Miércoles, jueves y viernes de 16:00 a 20:00

Sábados y domingos 11:00 a 13:30 y de 15:30 a 20:00

Nosotros fuimos el sábado a las 11:30 y fue muy buena hora porque a las once vimos que había bastante gente, las visitas son cada 30 minutos.

Precio:

Entrada general (a partir de 12 años) 18€

Entrada infantil (de 3 a 12 años) 14€

Gratuita de 0 a 2 años.

Te recomiendo comprar la entrada por anticipado, sobre todo si vas a ir el fin de semana porque se suelen agotar rápidamente.

La visita dura entre 30 y 40 minutos. En todas las salas habrá Sweeters que te darán la bienvenida a casa sala y te harán una introducción de ella. Ves con el estómago preparado porque durante todo el recorrido te darán dulces recompensas.

Importante, los sweeters no podrán tomarte fotos debido a las restricciones actuales.

Recorrido:

Cada una de las salas está diseñada por diferentes personas, un total de 11 artistas, creativos y diseñadores como Agatha Ruiz de la Prada u Okuda San Miguel ponen alma y color a cada uno de los espacios.

En cada sala encontrarás un código QR que te dará la información sobre que artista ha sido el responsable de crear ese espacio.

El viaje se inicia entrando en un mundo de nubes de azúcar, que como no, te darán una nube de azúcar. Te dan tiempo de sobra para hacerte las fotos que quieras antes de cambiar de sala.

En la siguiente encontrarás una sala llena de mangueras, esta puede ser la que menos destaque.

Después entraras en una llena de bolas luminosas en la que te sentirás como si estuvieras en el espacio.

Siguiendo el recorrido llegamos a la parte donde te darán a probar un poquito de un delicioso helado, que puedes elegir entre dos sabores chocolate o vainilla.

No todo se puede tocar y un ejemplo es la siguiente sala, un jardín mágico donde sí que te podrás subir a un flamenco o sentarte en un banco para hacerte fotos pero no puedes toquetear el resto del decorado.

De aquí toca subir a la planta de arriba, una planta muy amplia, donde tendrás diferentes espacios.

Para bajar y pasar a lo que será la última sala, tendrás que hacerlo a través de un tobogán que la verdad, a mi me costo un poco bajar dado que soy bastante alto y el espacio no es muy amplio, pero fue divertido.

En esta sala, una de las más coloridas, será la que pondrá fin a tu visita. De aquí sales directamente a la tienda donde podrás comprar algo dulce antes de irte.

Solo me queda decirte que vengas con la batería de tu móvil bien cargada, déjate llevar y disfruta de cada dulce momento.

Localización:

Ikono, el paraíso de la fotografía

Sígueme

Visita al Templo de Debod

Ruta por la Cascada del Purgatorio

Visita al Museo Arqueológico Nacional

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario