Venice Beach y Santa Monica

Conce la playa de Los Angeles

Uno de los atractivos de Los Ángeles son sus playas. Venice Beach y Santa Monica son famosas por haber salido en multitud de películas e incluso series de televisión tan conocidas como Los Vigilantes de la playa.

Venice Beach:

La zona de Venice Beach, conocida como la Venecia de Estados Unidos, es famosa por sus canales y playas. Es un popular punto de encuentro para los amantes del mundo artístico y creativo. Se puso de moda en los años 50 y 60, actualmente continúa siendo una zona muy popular y visitada. El Street art se encuentra por todas partes, en las fachadas encontraras grafitis y murales asombrosos. Verás a gente de lo más variopinta.

En Venice Beach encontrarás desde unas canchas de balonmano y vóley-playa, pistas para ciclistas, la Skate Dance Plaza para los patinadores, las tiendas y la zona de la playa conocida como la Muscle Beach, que es un curioso gimnasio al aire libre con una tarifa de 10 dólares al día, donde personajes de lo más curioso se afanan en mostrar sus músculos. Como dato curioso te cuento que allí es donde Arnold Schwarzenegger iba en sus años mozos a ponerse cachas.

Al final del bulevar Washington está el embarcadero de pesca Venice Fishing Pier. Una estructura inaugurada en 1964, a lo largo de la historia ha sufrido daños debido a diferentes temporales, actualmente sigue siendo usada como zona de pesca. Existe una serie de placas puestas donde indican los peces que son comestibles y los que no. Las gaviotas suelen estar allí atentas a que algún pescador le deje al algún pez para comérselo.

Nosotros aparcamos en la zona de Marina del Rey, cerca de la Cheesecake Factory, de allí fuimos andando hasta el embarcadero, dimos un paseo por la playa y nos internamos en la zona de los canales.

La zona de los canales fue concebida por Abbott Kinney en 1905, que tras haber viajado a Venecia quiso recrear sus canales aprovechando la zona pantanosa junto a la costa.

Pasear por los canales es todo un placer, las casas que hay allí son espectaculares, tanto por su diseño como por sus colores. Los diferentes puentes de madera permiten cruzar de un lado a otro. Hay pequeñas embarcaciones donde la gente tiene sus pequeños botes.

Al haber ido por la mañana y ser invierno en la zona no había muchos turistas. La zona de los canales sin duda es la más tranquila y apacible de todas. Al ser una zona residencial se pide siempre extremo cuidado para no incomodar a la gente que vive allí.

Después de ver esa zona pusimos rumbo a la zona de Santa Monica. Parece que está cerca pero si quieres ir andando de una zona a otra es una paliza. Por lo que cogimos el coche, nos toco comprar algo en la cheescake Factory, que al llegar estaba cerrado, porque era el parking de clientes. De allí nos desplazamos hasta allí.

Santa Monica:

Frente a Ocean Avenue se extiende el Palisades Park. Un bonito y cuidado parque con unas vistas inmejorables de la playa y al famoso muelle de Santa Monica.

Si eres un fanático de la arquitectura, podrás encontrar algunas joyas art decó como los hoteles Shangri-La o The Georgian, que data de 1933 y me pareció espectacular.

El muelle de madera de Santa Mónica tiene más de 100 años de antigüedad y es la imagen por excelencia de la ciudad. Sobre él se encuentra el mítico parque de atracciones de Pacific Park.

Después de varias vueltas encontramos sitio donde aparcar en la calle, pero decirte que no es fácil, lo mejor es dejar el coche en un punto intermedio y no moverlo.

El acceso al muelle es gratuito, es un lugar muy concurrido. Allí hay multitud de artistas urbanos y puestecitos. Para subir a las atracciones necesitaras comprar una entrada. Nosotros teníamos la Go Card y con ella teníamos acceso a las atracciones. Montar en la montaña rusa y en la noria fue una experiencia muy gratificante la verdad.

En este punto se encuentra el punto final de la famosa Ruta 66.

Desde el muelle podrás contemplar las famosas casetas de los vigilantes de la playa, que es una imagen muy típica de costa californiana. Nosotros bajamos a la playa para hacernos unas fotillos en las casetas y en los bajos del muelle.

Como dato curioso la playa cuenta con una zona conocida como “Negro Beach”, nombre que le fue asignado a principios del siglo XX cuando era una de las pocas zonas de California en las que se permití el acceso a la playa a las personas de color.

Sin duda Venice Beach y Santa Monica son una de las zonas más bonitas de Los Angeles. Y como teníamos la tarde por delante la usamos para ir a ver Warner Bros. Studios.

Ubicación:

Día en Warner Bros. Studios

Sígueme

Visita a Hollywood Boulevard

Los mejores Hot Dogs del mundo

Visita a Universal Studios Hollywood

Ahorrar con Go Los Angeles

Ruta por Death Valley

Contacta conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario